Y sin embargo...

Una copa de ron abrió paso a un centenar de sentimientos ocultos tras una mirada atrevida que pedía a voces silenciadas, dejar caer al vacío el miedo que le haría enfrentarse a la locura.
Escondidos entre unos besos y jugando con la marea, enredando con el diablo y protegiéndose de su suerte, la noche puso fin cuando el amanecer levantaba por el horizonte, sus colores tan dulcemente estremecedores.
Demasiados barcos a la deriva, demasiado camino aún por navegar. 
Y sin embargo, él prometió ser marinero de su cuerpo mientras ella juró ser su faro. 

- No te preocupes por mí. -le dijo- Pues el diablo protege a los suyos. 


Rota (Cádiz)


17 secretos:

  1. Qué bonito ser marinero de su cuerpo y ella su faro, un placer disfrutar de tus letras y de la imagen.

    Muchas gracias por tus comentarios en mis blogs, a mí me encanta el tuyo, y me acabo de poner de seguidora para no perderme tus entradas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras.
      He pasado una temporada algo desaparecida, pero estoy segura que voy a tener que leer mucho y me encanta esa idea, tengo muy buenos recuerdos de tus rincones.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Esa promesa vale para saber del sentimiento.

    Besos siempre dulces y linda semana para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto mi Dulce, hay promesas que van más allá de las palabras, se sumergen en los sentimientos más recónditos.
      Un beso muy dulce para ti :)

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Y a mí me encanta que te encante!!
      Un placer leer tus palabras.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  4. Apoteósico final, María. Una entrada preciosa, colmada de matices.

    Mil besitos de lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso es leeros y ver que causa sensación, ya sea positiva o negativa.
      Siempre hay que buscar un matiz que diferencie...
      Mil besos fuertes y dulces :)

      Eliminar
  5. Muy bonita descripción de un idilio, con un poético final. Un marinero que nunca naufragará porque siempre tendrá la luz del faro en ella.

    Un abrazo, María. A ver si nos deleitas con nuevos escritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que el mar sea testigo de historias de amor que siempre regresan...
      Un beso enorme Fanny :)

      Eliminar
  6. Me recordó:....Y sin embargo cuando duermo sin ti, contigo sueño....

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En muchas ocasiones las teclas hacen los coros de las canciones del maestro Sabina...
      No ibas mal encaminado solete :)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Wuuaaau!!
    ¡Qué forma más poética de relatarlo!
    Diferente pero guay. *-*

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Isabel, qué alegría leerte. Me alegro tantísimo de que te haya gustado :)
      Un beso enorme reina!!

      Eliminar
  8. Es precioso, increíble, de verdad.
    Me encantó el texto.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, muchas gracias.
      De veras, no sabéis lo que me alegra que os guste estos pequeños sentimientos hechos secretos.
      Un beso enorme corazón.

      Eliminar

 

Translate

G+

Seguidores

Perfil

Mi foto

Soy un lío de ideas perdidas entre sonrisas, ilusiones y locura. Caracterizada por una alegría que sólo algunos entienden. Quizás sólo los locos como yo, son capaces de comprender que la cordura y el amor no hacen buena pareja porque para amar se necesita algo de locura.