Tango a medianoche

Sentirte tan cerca que pueda sentir como míos tus latidos. 
Sentirme tan tuya como sentirte tan mío. 

Descubrir que un tango no siempre está lleno de despedidas...



Os dejo un secreto en forma de música. Espero les guste. 



8 secretos:

  1. Un tango es un baile lleno de complicidad, sobre todo en ese mirarse mutuamente todo el tiempo.

    Bonita música además.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  2. El tango no es más que un baile en pareja con la cual debes de llevar una gran sincronización para hacer que esa pareja se convierta en una sola persona. Debes saber por donde se va a dirigir la otra persona para saber que debes hacer tu. Siempre me ha encantado el baile. Uno de mis sueños es poder llegar a bailar aunque sea la mitad de una canción con esa persona con la que quieres pasar el resto de tu vida. Muy romántico todo, lo sé.

    - sonríe eternamente -

    ResponderEliminar
  3. El tango tiene como costumbre no dormir nunca, vive bajo nuestra piel, y es desde ahí que se hace sentir y nos hace manifestar.

    En cada uno de ellos hay un sentimiento transformado en nota, y una poesía increíble.

    Un beso

    Juan

    ResponderEliminar
  4. Un tango que bailo entre la música de tus letras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Un tango , un danzón, un baile, lo que sea!

    Lo que sea para estar más cerca!

    Me encanta. La música excelente!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Danza que se siente cerca como esos cuerpos al bailar.. muy lindo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, María! Llego nueva a tu blog y me interesé por esta entrada en primer lugar porque el tango es uno de mis bailes preferidos, aunque no lo practique. Gracias también por la música, es preciosa.

    Muchos saludos.

    PD: me quedo por aquí. Mucho ánimo para seguir con la escritura ^^

    ResponderEliminar

 

Translate

G+

Seguidores

Perfil

Mi foto

Soy un lío de ideas perdidas entre sonrisas, ilusiones y locura. Caracterizada por una alegría que sólo algunos entienden. Quizás sólo los locos como yo, son capaces de comprender que la cordura y el amor no hacen buena pareja porque para amar se necesita algo de locura.